viernes, 15 de abril de 2011

La carta con que fui preseleccionada en el Concurso Cartas de amor...


A ti hoy y siempre y por mí para siempre

¿Hola cómo estas?
Escuché por allí que la ausencia y la distancia aumentan los quereres… Guao qué frase. Esa es la respuesta que busco hace mucho tiempo. Esta nostalgia que siente mi ser al no tenerte cerquita no era normal, por supuesto que no! ¿Cómo olvidar a aquel quien con solo verte te desnuda?, que al oír sus pasos las mariposas en tu estómago comienzan a bailar, aquel que con solo rozar tu mejilla hace que estallen mil estrellas en mí. Es cierto, ya no estás pero no importa, tu recuerdo sigue allí intangible, indeleble en éste mi pensamiento.
Es curioso cómo no sabes lo que puedes llegar a pensar cuando ya no se está. Allí entre recuerdos transcurren los momentos felices y los no tanto pero que no por ello dejan de ser importantes y vívidos en su totalidad. Escribir hoy no es fácil, siempre me han aflorado las palabras con facilidad pero hoy cómo cuesta ponerlas en papel. Sin embargo, solo con pensarte se desatan mis sentidos.
Añoro lo que había al principio, digo añoro porque no consigo otra forma de describirlo. Cuando todo era fresco y natural, cuando las ansias carcomían el día y llegada la noche se entregaban sin restricción al deseo y la extrañeza. Tiempos aquellos que no volverán, ¿por qué cambiamos o maduramos? No sé qué fue, pero no me importa saberlo… Sé que fueron tiempos bellos, de aprendizajes, de errores y aciertos y de crecimiento personal, que construyeron su base para lo que en la actualidad tengo.
Hoy día, estamos aquí. El cariño sólido, el amor transformado, los triunfos en conjunto nos dicen que valió la pena la vida y que el futuro nos espera en nuevas etapas que ni imaginamos, siento que algo no está y a veces lloro su pérdida pero igual levanto la cara y al ver hacia el frente sé que aunque no esté allí, no deja de estar en mi por eso se anima mi alma.
Te invito hoy como ayer, a seguir siempre, a luchar juntos o no, a visualizar un futuro que no sabemos pero que estaremos y seguramente compartiremos. Te invito amor a reencontrarnos, a redescubrirnos y a experimentar lo experimentado y lo nuevo, porque nuevo siempre habrá algo, tú lo sabes yo lo sé.
¿Cómo hacerlo? ni idea, te dejo el honor de escoger ¿qué hacer?, ¿cómo hacerlo y cuándo hacerlo?, solo te pido que no tardes en darte cuenta de que todavía hay un corazón que suspira por ti, que escondido en su fondo se encuentra aquella chispa que se durmió y que no nos dimos cuenta cuándo se escondió y que solo quiero que me sorprendas como ayer.
Te invito a conquistarme para yo poder conquistarte, te invito a enseñarme lo que has aprendido sin mí, para yo mostrarte mis aprendizajes, te invito amor, simplemente a vivir.
Te invito a conocerme otra vez, porque el tiempo que ha pasado ha colocado cosas en mí que no sabes que tengo y así al verme de nuevo podré entonces decir y expresar aquello que una vez callé o no dije, la invitación es a decir aquello que callaste no sé por qué, pero que hoy clama por salir, por gritar y decir quién sabe que!
Que estas líneas nos permitan abrirnos sin necesidad de hablar, que aquella manera de vernos nos recuerde que al solo encontrarse nuestros ojos se encendía esa chispa que se convierte en flama ardiente de inmediato.
Te invito amor simplemente, a vivir de nuevo lo que una vez nos llenó de emoción y que luego nos llenará por siempre aunque sea solo un ratito…
Lis

PlanetaVenezuela

Seguidores